Guasch.Compañía Argentina

GuaschNews Novedades

22/08/2022

90 años de una forma de hacer las cosas

En 2022 se cumplen 90 años de la apertura de La Ferretería, aunque no podemos precisar la fecha exacta fue el origen de lo que hoy es la empresa semillera más importante de la región. La cifra redonda y los próximos avances que vienen en la compañía son la excusa ideal para repasar nuestra historia y pensar nuestro futuro.

Los inicios

Esta historia comienza con Ricardo Ramón Guasch, hijo argentino de inmigrantes catalanes, que abre su emprendimiento en las inmediaciones de la estación de trenes de Mayor Buratovich donde coloca su nombre en la fachada de su local comercial. En ese entonces, la población contaba con menos de 20 años desde su fundación y la estación ferroviaria era un punto clave para el envío de mercadería por parte de los productores agropecuarios de la zona. El vínculo cotidiano permitió tener un trato cercano con la comunidad rural, conocer sus necesidades y brindar soluciones, lo que sería un sello de la compañía.

 

Para 1940, el local que Ricardo Ramón Guasch siempre llamaría “la ferretería”, había superado ampliamente el rubro. Ya contaba con la representación de las cosechadoras McCormick International y la distribución de combustibles y lubricantes Shell. Además, realizaba el acopio de granos, lanas y cueros de la región, para luego comercializarlos con las casas exportadoras de Buenos Aires.

 

Alrededor de 1950, se vuelve una actividad clave el procesamiento y clasificación de semillas de alfalfa. La producción obtenía un excelente rinde en el valle bonaerense del Río Colorado, por sus ventajas agroclimáticas, y una alta aceptación en las cuencas tamberas de las provincias de Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires.

 

Hacia 1955, Ricardo, siempre en busca de nuevas oportunidades, se muda a la ciudad de Buenos Aires, emprendiendo en el transporte de mercadería por camiones. Mientras tanto, en la empresa de Mayor Buratovich, comenzaban a tener participación sus hijos: Ubaldo, Jorge y Humberto.

 

 los inicios

 

Las Semillas

Con el negocio en sus manos, los tres hermanos deciden implementar cambios para poder concentrarse en una actividad y mantener el crecimiento. Se focalizaron en la comercialización de semilla de alfalfa, unidad que en ese entonces ya aportaba más de la mitad de las ganancias. Este cambio también se vio reflejado en la marca que, en 1971, como culminación de todo el proceso cambia de Ricardo Guasch a Semillera Guasch.

 

A principios de los ochenta, Guasch ya contaba con líneas de productos de pasturas y césped. Un crecimiento que presentó nuevos desafíos que requerían más recursos y una logística con mejor conexión, lo que llevó a tomar la decisión de trasladar la planta agroindustrial de acondicionamiento de semillas y base de operaciones a la ciudad de Bahía Blanca.

 

En 1991, comienza la actividad de criadero, presentando y comercializando el primer cultivar de sorgo forrajero híbrido de la empresa. Así, se inicia la división de híbridos de cultivos extensivos que hoy cuenta con: sorgo forrajero, sorgo granífero, maíz y girasol.

 

Las Semillas

 

 

Los frutos

La tercera generación de la familia Guasch se integra a la organización a mediados de los noventa, la cual llegaría con ideas frescas. En esos años, la división de hortalizas para el uso profesional tuvo un mayor impulso mediante tres medidas: La introducción de nuevos materiales a través de la importación de semillas, la creación de programas de multiplicación de semillas con agricultores locales y, por último, el fraccionamiento y envasado de todos estos productos bajo una marca propia. El crecimiento de la producción y la oferta de productos demandaba más espacio para la gestión operativa. Por lo cual, en 1998, se construye un nuevo depósito de 1.200 metros cuadrados, sector que hasta ese entonces compartía edificio con la planta de acondicionamiento realizada en la mudanza de 1981.

 

Como en toda empresa argentina, la crisis del 2001 fue una época difícil, un momento de repensar la organización para mantener a flote la firma que cumplía 30 años en la actividad especializada en semillas. Fue en ese entonces que se sustituyeron parte de los productos que se importaban por producción argentina, incentivada por la propia firma.

 

Esto dio pie a marcas propias como Letho, dedicada a huerta familiar, y HomeGarden, especializada en césped. Letho, permitió comercializar semillas de hortalizas en envases con el contenido óptimo para la huerta familiar y con la información necesaria para que el público hobbista obtenga excelentes resultados.

 

Los Frutos

 

 

 

En 2005, la compañía ya se encontraba estabilizada, creciendo de nuevo y con nuevas ideas. Desde un largo tiempo atrás, algunas de las semillas que tenían como destino la producción, eran compradas para alimentar pájaros domésticos, lo que llevó al equipo interno a investigar junto a expertos cómo mejorar el grano utilizado para alimento. Hacia 2007, nacería una nueva línea de productos bajo la marca Napostá, una unidad dedicada a la nutrición animal natural, con dichas formulaciones. 

 

En esos años también comenzaron las investigaciones y desarrollo de tecnologías de vanguardia. Durante el 2008, presentamos ante el mercado argentino el primer inoculante para semillas de soja con marca propia. Este fue el nacimiento de Zaden, la unidad de negocios especializada en tecnologías aplicadas a la agricultura y a los cultivos. Actualmente, cuenta con casi una decena de productos, mientras nuestros profesionales continúan desarrollando nuevas soluciones.

 

En la siguiente década, la empresa se consolidó recibiendo el reconocimiento del sector agropecuario y siendo un referente en diversos rubros, desde el uso profesional al uso familiar. Logramos posicionar a Guasch Semillas entre las marcas líderes en el negocio retail de césped y la exportación de productos de marca propia a otros países de forma continua.

 

Desde el 2021, venimos realizando un proceso de transformación que incluye una renovación de nuestras marcas y su organización.Guasch será la marca principal que identifica a la empresa, y, por otra parte, cada unidad de negocio contará con su propia marca e imagen: Guasch Semillas, agrupará a toda la variedad de las semillas, Zaden, división de tecnología aplicada al agro, y Napostá, nucleando todas las formulaciones de nutrición animal. 

 

Hoy

 

 

Hoy en día, seguimos explorando oportunidades con el ADN que nos hizo crecer desde nuestros inicios. Muchos de los que conformamos Guasch, somos segunda y tercera generación dentro de la empresa, y mantenemos el mismo compromiso de siempre: brindar la mayor calidad, cumplir con la palabra y desarrollar nuevas soluciones para cada cliente.


Autor: Guasch Comunicación